CAMPESINAS DE FLANDES, óleo sobre lienzo. 1905.

Nada sabemos del paradero de este importante cuadro de composición pintado por el artista durante sus años de pensionado, precisamente en una estancia de estudio en la ciudad belga de Brujas. Existe una documentación que acredita su compra por el rey Víctor Manuel. Se trata de la obra más bella de estos primeros años de su carrera. Un ejemplo de la poderosa capacidad que tiene Lloréns para la composición de figura.