LA CALZADA DE CAMBADOS, óleo sobre lienzo, antes de 1924, 56 x 75 cms.

Técnicamente hablando nos enfrentamos de nuevo con la fórmula llorensiana del enfoque ideal; desde una zona en sombra el pintor encuadra una situación de fuerte contraste lumínico valorado por un término medio perfilado y estratégicamente observado. El sol, brillante sobre el mar casi cegador y, en este caso, una escena familiar e íntima en primer término. Este cuadro pintado en 1924 da lugar al tercer poema de Cabanillas, compuesto un año después de la ejecución del lienzo y con motivo de la muerte de Eva, la mujer del pintor.