LA PUERTA DE LAS DONCELLAS. 1918. Oleo sobre lienzo, 100 x 80 cms.

Lloréns vive en este momento la felicidad de su matrimonio y este estado de plenitud se refleja en su obra que va afianzándose en la temática gallega. 1918 está marcado en su producción por unos lienzos realizados en la ciudad de Betanzos donde el pintor pasa varios inviernos junto a su mujer.