LAS BRAÑAS, óleo sobre lienzo, 89 x 100 cms. Museo Provincial de Bellas Artes. La Coruña.

Procedente de este mismo decenio, este paisaje de las brañas que están situadas en un espacio paralelo a la playa de Mera, detrás de la propiedad, y, entonces fábrica de ladrillo, de la familia Labarta. En esta exposición coruñesa el triunfo indiscutible pertenece a Las brañas, el paisaje más enxebre que se ha pintado desde el día en que Galicia tuvo verdaderos artistas. Nada de efectismos; una paleta ingrata, variedad de verdes que se armoniza a través del vaporoso gris tenue de la niebla, con negros débiles y violetas suaves en la lejanía. Omisión de todo detalle pintoresco que pudiera despertar fácil interés de anécdota. Nada que recuerde la vida humana. La naturaleza solitaria se ofrece al pintor en una visión panteísta con el esplendor de la vida vegetal.