LAVANDERAS EN EL MANDEO. 1918. Oleo sobre lienzo, 40 x 30 cms.

La serie de cuadros que Lloréns pinta en la ciudad de Betanzos es de gran importancia para el estudio de su pictórica. Los pequeños estudios que realiza dentro del marco de la ciudad bergantina dan fe de su capacidad para captar el apunte rápido postimpresionista que fija un momento lumínico.