MERCADO DEL JUEVES, óleo sobre lienzo, 30 x 40 cms. Cambados, 1918.

Este cuadro, detallado boceto de otro más grande que realizará como siempre en su estudio de Madrid, es uno de los primeros ejemplos del interés de Lloréns por la monumenta­lidad de la arquitectura gallega. Perviven en este lienzo algunas de las lecciones de Sorolla: Es un cuadro impresionista y de valiente concepción y ejecución. De fuerte y eficaz pincelada y en lo que a la composición se refiere muy equilibrado por medio de una distribución extraordinaria de las zonas de luz y sombra que se complementan con gran eficacia.