REFLEJOS, óleo sobre lienzo, 100 x 80 cms. Betanzos, 1918. Colección del Museo Español de Arte Contemporáneo, donación de la hija del artista.

Es éste uno de los lienzos más impresionistas del grupo, y más fluidos de color, especialmente en la zona del agua. En este singular paisaje están poderosamente bien resueltos los volúmenes y sus correspondientes imágenes en la superficie del agua. La ciudad contemplada desde abajo, es captada hasta su punto más alto, rematada por las torres de San Fran­cisco y Santiago y llega hasta la orilla misma del Mandeo. Se trata, otra vez, de un lienzo resuelto en matizaciones oscuras, casi zuloaguescas con una pincelada vibrante, y contrastado con un espacio de cielo muy reducido que remata la ascensión óptica hasta el tope de las últimas casas.