RETRATO DE EVA RODRÍGUEZ. 1919. Oleo sobre lienzo, 58 x 46 cms.

El artista pinta a su mujer en el segundo año de su matrimonio. Es un retrato modernista, fluido de forma y sobrio de color. La cabeza emerge sobre un fondo de paisaje gallego llena de dignidad y firmeza. Otra vez observarnos en Lloréns la capacidad de captar psicológicamente al modelo.