RETRATO DE MI HIJA EVA, 1924. Oleo sobre lienzo, 45 x 36 cms.

Es este retrato de Eva, la hija mayor del pintor, uno de los lienzos más expresivos del talento retratístico del pintor.